Hosting: Qué es y para qué se utiliza

ᅠ¿Qué es el hosting exactamente?

Muchas personas desean y buscan la manera de obtener su propio dominio o página web, por lo que es frecuente escuchar decir que se encuentran en búsqueda de un hosting. Pero, ¿qué es en realidad un hosting y para qué se utiliza? Si estás interesado en contratar uno, no dudes en continuar leyendo este artículo que hemos preparado especialmente para ti.

hosting

Principales características

El hosting es un servicio en el que un proveedor admite el uso de un servidor que cuente con conexión a Internet para el almacenamiento de diversos archivos, y su posterior localización en la nube.
Es algo muy similar a tener guardadas todas tus imágenes y documentos personales en una memoria externa, un CD e incluso en tu propio ordenador portátil. Lo que sí es diferente es que la ubicación de tus archivos es en dicho servidor del proveedor que escogiste y, si tú así lo permitiste, que estos están visibles online.
Se trata de un servicio que te permite disponer y hacer uso de todos tus ficheros personales incluso aunque no se encuentren archivados en el disco duro de tu computadora personal.

Usos y tipos de hosting

En los usos más frecuentes de un hosting está el de crear un sitio o página web. Pero, de igual forma puede ser empleado para descargar archivos de cualquier tipo o formato.
Entre los principales tipos de Alojamiento Web, encontramos los siguientes:

⦁ Hosting gratuito:

Lo más atractivo es que no debes pagar ni un centavo para poder hacer uso del servicio ya que sus funciones son limitadas y el espacio con el que cuentas para almacenar los archivos no es muy amplio que digamos. Además, incluyen anuncios publicitarios en las páginas que hacen uso de ellos.

⦁ Hosting compartido

: Una buena opción para sitios poco visitados, y cuando lo que se busca es abaratar costos al momento de crear un dominio web, y esto se debe a que los hosting de este tipo suelen agrupar diversas páginas en un mismo servidor y estas trabajan con los mismos recursos. Sin embargo, si de casualidad alguna de las páginas con las que compartes el servicio resulta ser spam, la tuya puede ser incluida en una lista negra.

⦁ Servidor dedicado:

Se trata de servidores físicos que se encuentran a disposición de un único cliente, y esta es una de sus principales diferencias con respecto a los VPS. Al no poder estar ningún otro cliente alojado en tu servidor, la seguridad física aumenta considerablemente, por lo que son la opción perfecta para quienes necesiten todos los recursos de un servidor físico sin correr el riesgo de que otros reduzcan su nivel de rendimiento. Y, como puedes imaginar, un servidor dedicado es sumamente costoso en comparación con los demás tipos de alojamiento web.

⦁ Servidores Privados Virtuales o VPS (por sus siglas en inglés):

Se trata de uno de los varios servidores virtuales que surgen como consecuencia de la división de un verdadero servidor. Pero aunque sientas que trabajas con un hosting privado, lo cierto es que sí compartes recursos del servidor principal con otros tantos VPS. En resumen, con un VPS tienes:
⦁ Potencia a bajo costo
⦁ Autoservicio de actualizaciones automaticas la mayoria
⦁ Adaptabilidad
⦁ Alta disponibilidad en la nube
⦁ Portabilidad y migración sencillas

Hosting en la nube

El Cloud Hosting o hosting en la nube es otra variante de alojamiento, ideal para los sitios web que necesitan de una alta disponibilidad, sin darse el lujo de tener algún periodo de inactividad.

Dicha disponibilidad se logra a través de diversos servidores que se encuentran conectados entre sí. Lo mejor de todo es que si algún servidor que pertenece a la nube presenta alguna incidencia, el servicio continuaría con total normalidad.
Y esta es una de sus principales ventajas ya que es algo que no sucedería en un hosting básico puesto que si el servidor se reinicia o el software requiere de alguna actualización, tu sitio web no estaría operativo.

Otros aspectos positivos del hosting en la nube son:

⦁ Ideal para las tiendas virtuales que necesitan contar con sus servicios activos a toda hora
⦁ No existen los periodos de desconexión en caso de que se suscite algún problema con los servidores de la nube
⦁ Tu sitio web estará replicado en el resto de los servidores

Hosting México: ¿Cuál elegir?

⦁ Reseña de Aldeahost México

La Empresa Aldeahost ofrece el soporte en español, chat de soporte y via telefonica sino que al contratarlo podrás contar con gran ancho de banda para que así tu sitio web se encuentre siempre disponible. El panel de administración es sumamente sencillo de manejar y puedes crear las cuentas de correo con el dominio que tú desees, y además te ofrecen una garantía de 45 días por si no estás satisfecho con el servicio.

aldeahost web hostng mexico

Los costos van desde los $380 MXN al año con una capacidad de 200 MB de almacenamiento. ¡Tu mejor opción! Contrata hosting barato ya mismo.

 

⦁ Hospedando hosting:

Dependiendo de lo que busques, Hospedando Hosting te ofrece planes cuyos precios oscilan entre los $385 por el primer año de servicio, en el que se incluye una capacidad de 10.000MB en el plan más sencillo, e incluso ilimitadas cuentas de correo y dominios en el mismo plan de hosting.

⦁ Xetahost:

Cuentan con planes que se ajustan no solo a tus necesidades sino también a tu presupuesto, por lo que resulta sencillo decantarse por cualquiera de ellos.

 

xetahost hospedaje en mexico

Cualquiera de los planes incluye creador de sitios, instalador sencillo de apps, un nombre de dominio gratis y garantía por 30 días.

Conclusion sobre alojamiento web en mexico

En la actualidad puedes encontrar una gran cantidad de ofertas de hosting, pero es importante que sepas qué es lo que necesitas y hagas de ello una prioridad a fin de evitar equivocaciones que se traduzcan en pérdidas de tiempo y dinero.
Se trata de tus archivos personales, y lo más importante es que logres contratar un servicio que no solo se ajuste a tus necesidades y preferencias sino que te ofrezca calidad y seriedad.
Lo primero que debes hacer es definir el presupuesto con el que cuentas y elegir qué tipo de servidor está a tu alcance contratar. Además, haz una pequeña investigación acerca del proveedor para así confirmar que éste responderá de manera efectiva y adecuada cada una de tus solicitudes.